jueves, 19 de julio de 2012

PROXIMA REUNION: Martes 7 de Agosto, a las 21h, en el Bar Ave Fenix


CUANDO PRONUNCIO PAYASO

Cuando pronuncio la palabra payaso, se me llena la boca de un aire sólido. Es como si entre mi paladar y mi lengua se encerrase un misterio contundente, embadurnado de nata. Quizás con perspicacia pudiera proyectarlo concentradito para que ninguna porción de aquello se desgajase con un fenomenal estruendo. Y ponerlo sobre mis palmas, y acariciarlo con mis ojos, y escrutar en su trasparencia las facciones de un desequilibrio risueño y una poderosa carcajada.

Cuando pronuncio payaso, siento que se me escapa algo. Es pequeño y dulce, con un tono cálido, rojizo, escurridijo y sincero. No podría definir su trazado, pero revolotea luego sin ton ni son por entre mis dos ojos dibujando nombres interminables. Y juega con mi paciencia, y despierta mis sentidos, para acabar dándome una yoyita en la frente sin más picardía que querer dormirse acurrucado entre mis cabellos.

Cuando pronuncio payaso, se me abren los párpados y se me cierra la lágrima. Mis ojos se preparan para el estupor y entreabren en el espacio una puerta a lo ilusorio. Desgarran la cortina de lo falso y lo siniestro. Destapan sin miedo alguno el frasco de la sorpresa, la estupidez y la bobada.

Cuando pronuncio payaso, la veo a ella, te veo a tí, me veo a mí, debajo de una riada de carpas que chapotean entre candilejas, sobre el reflejo de un lago de lentejuelas.

Cuando pronuncio payaso, me deshago en cosquillas entre los agujeros de mi humanidad.

Cuando pronuncio payaso, me sueño despierto.

Cuando pronuncio payaso... tú estás aquí.

Cuando pronuncio... payaso



Con este texto por anticipo, os invito a que vengáis el próximo Lunes Sin Fronteras, el primer martes de Agosto, día 7 a las 21h, para informaros de primera mano acerca de las actividad de Payasos Sin Fronteras. Sus proyectos realizados, en curso y por acontecer, la manera de poder colaborar, así como los sueños de cada uno en un ambiente distendido y acogedor dentro de las tripas del auténtico Ave Fénix. ¡¡¡Guauuuu!!! Si Fellini levantara la cabeza. Seguro que alguno sale volando luego entre plumíferas ilusiones y noctámbulos delirios.

¿A qué esperas? Agosto es el mes de las conversaciones nocturnas regadas de estrellas.

Para más información de estas reuniones pincha arriba en la pestaña "Reuniones LSF".


(Texto: Fernando Figueroa "Tanaka")